A aquellos que no quieren huir de la nocividad, sino destruirla

Ir abajo

A aquellos que no quieren huir de la nocividad, sino destruirla

Mensaje  Eris el Miér Oct 08, 2008 10:57 pm

A aquellos que no quieren huir de la nocividad, sino destruirla
x T(A)z!

Momentum anticivilización

En muchos medios, incluidos los oficiales, se habla sobre el momento que atraviesa la civilización. Entre ellos cabe destacar:

- Pico de la producción de petróleo, gas y uranio en los próximos 15 años. El pico del petróleo según muchos especialistas esta sucediendo ya. En cuanto la extracción de estos combustibles fósiles caiga, se sucederán guerras y maniobras por parte de los estados para lograr conseguir lo poco que quede. Mientras la producción baja, el precio subirá hasta limites insospechados provocando una crisis económica mundial, por otra parte junto a la disminución de la extracción de petróleo se producirá una disminución en la producción mundial, incluida en el sector de la alimentación, se producirán graves hambrunas y situaciones de gran pobreza.

- Calentamiento global. La era de las descongelaciones de los polos ya ha llegado. El clima se esta volviendo terriblemente inestable en estos últimos años con grandes sequías e inundaciones por todo el mundo. Este calentamiento también provoca la extensión de enfermedades contagiosas y más hambruna. ¿Te acuerdas del agujero de ozono? Pues aun existe y actualmente tiene una superficie de 24 millones de kilómetros cuadrados, ocupando toda la Antártida llegando hasta chile.

- Destrucción de los ecosistemas. Pronto, por mucho que queramos, no encontraremos sitios donde plantar nuestro huerto o donde poder respirar sin llevar mascara. La biodiversidad baja a ritmos espeluznantes. La mitad de la masa forestal ha desaparecido. La mitad de los bosques ha sido talada y 16 de los 17 bancos de peces mundiales han desaparecido.

- Desigualdad creciente. Tras el nuevo cambio del capital, la globalización, la desigualdad ha aumentado hasta límites obscenos. Formándose claramente unas regiones centrales que nos aprovechamos de la explotación de las llamadas regiones periféricas, sus vidas humanas y sus recursos.

- Alineación en las regiones centrales. Las sociedades de las “regiones ricas” viven totalmente aisladas de los problemas que originan e incluso llegan a tal punto que viven aislados de si mismos. Mientras, el “sistema” ha generado una dependencia de los humanos hacia él mismo y hacia la tecnología, que hace parecer imposible la creación de nada distinto a una mierda por nuestra parte. El consumo de antidepresivos y el aumento de enfermedades psíquicas también siguen un crecimiento exponencial en estas “regiones centrales”, nos quieren volver robots y nuestras mentes se oponen a ello.

Estos problemas tienen que ver con la ideología capitalista de la expansión continua, infinita y exponencial, damas y caballeros, hemos llegado al limite, esto se hunde a partir de aquí todo será caída.

Toda esta serie de procesos generan una situación critica para el ser humano, es la hora de actuar de los anarquistas, el ahora o nunca. Se nos plantea una destrucción total de la civilización tal y como la conocemos, de nosotros en parte depende que jamás vuelva a aparecer y que lo que nos quede no sea un infierno.

Posiblemente los espíritus libres también pensaba en el siglo XIV que el mundo se iba a acabar, la diferencia es que a nosotros nos esta ocurriendo realmente y cuanto mas tarde y mas se prolongue la civilización peor será. Es hora de dejar nuestro papel marginal impuesto por el sistema para domesticarnos, es hora de ser libres y crear. Abrir vuestra imaginación, todo es posible!

Una red de peculiaridades

Cada anarquista es único. Cada persona tiene unas aspiraciones y formas de ver la vida de forma diferente, es absurdo intentar imponer posturas, dejemos crear a cada uno como crea conveniente.

De aquí nacen los grupos de afinidad, de la necesidad de ciertos individuos con aspiraciones similares de compartir experiencias y actuar conjuntamente, sin coacciones de organización a nivel más grande.

De este conjunto de conjuntos de peculiaridades tiene que nacer una red de intercambio y solidaridad. Una red al margen del sistema y en la medida de lo posible ajena a sus medios, tanto de comunicación, como sanitarios o educativos (al nivel que se considere necesario y en la medida de lo posible).

Primitivistas en bosques ofreciendo refugio a insurrecionalistas de ciudad en fuga. Grupos permaculturales ofreciendo apoyo para ofensivas contra el capital. Intercambio continuo entre personas de diferentes grupos sin limites y sin mediaciones. Esta es una de nuestras mejores armas, nuestro apoyo mutuo.

No debemos aislarnos, no podemos desechar así esta arma esencial. Hay que comprender las peculiaridades de cada uno y luchar juntos contra toda forma de dominación. No basta únicamente con crear redes con los autodenominados “anarquistas” si no con todas las comunidades en resistencia, con cualquiera que se oponga al sistema en el aquí y ahora, habiendo entendido la problemática actual.

Los anarquistas creemos en una resolución del conflicto en el aquí y ahora. No creemos que otro momento sea posible. Si no partimos del choque inmediato contra todas las formas de dominación, nuestra tarea se vuelve pesada y alienante, es una de las armas del sistema, el posponer e hipotecar nuestro presente para asegurar nuestro futuro, que quizás no exista. Esta es otra de las formas de dominación que se nos impone, no nos engañemos, y contra la que debemos luchar.

A partir de esta filosofía del aquí y ahora, surge la estrategia del enconamiento de los conflictos o de como el aleteo de una mariposa puede provocar un huracán. Una de nuestras labores es a través de los grupos de afinidad potenciar conflictos en diferentes zonas hasta que sean imposibles de mantener por parte del sistema. Construcción de campos de golf con la oposición de juntas de vecinos en zonas naturales. Especulación urbanística en ciudades. Conflictos mediáticos…. Es necesario obtener el apoyo popular necesario y encender la chispa que haga que todo salte por los aires.

Para ello puede ser necesario un enfrentamiento violento o relativamente pacifico. Es cuestión de cada uno emplear los métodos que crea necesarios para cada determinada situación. Estoy harto de oír quejas por la quema de “supuestos coches de obreros” o de bienes públicos. ¿No es justamente esto lo que buscamos, la destrucción de la sociedad industrial y de todas sus formas de dominación? No podemos querer una cosa y seguir utilizando sus medios para nuestro “bienestar” en lo cotidiano, tenemos que tener claro que pedimos y que “sacrificios” son necesarios.

El asalto al “palacio de invierno” ya ha llegado (quizá siempre estuvo ahí), no bajo la forma que pensaban las organizaciones revolucionarias etapistas si no de otra totalmente diferente. Debemos saber que un enfrentamiento así provocara una respuesta por parte de los medios de poder, este choque será duro, pero es inevitable, cuanto mas esperemos mas difícil y catastrófico será para el ser humano. Es la hora de luchar, hasta ser libres!

Oasis en el desierto

Los primitivistas creemos, al igual que muchos anarquistas, que el futuro de la humanidad (y de nosotros como individuo) o será verde o no será, incluso llegamos mas lejos y pensamos que es una necesidad vital el reconectar con la tierra y a partir de experiencias pasadas construir un mundo sostenible y mejor, en el que la evolución no se plantee como la destrucción de la naturaleza (y de si mismo) por parte del hombre, sino como un proceso equilibrado en donde los humanos sean realmente libres para actuar.

Para la realización de nuestros “objetivos” propongo dos estrategias básicas, reconectar y resistir:

- Reconectar. Por un lado nos urge la necesidad de volver a ocupar el lugar que nos corresponde en el ciclo vital. A través del contacto directo con los bosque y un modo de vida sostenible creo podremos llegar a este estado des-domesticado al igual que muchas otras especies animales.

La lucha por una vuelta al estado salvaje es la lucha contra todo lo que no has enseñado esta sociedad, sus valores, su historia, su funcionamiento, es un choque frontal contra uno mismo, perdido en un mar de anuncios esperando a gritar libertad. Es muy difícil si no imposible el volver a vivir como bandas de recolectores nómadas de antaño, por eso, es conveniente plantear este proceso de una manera gradual pero continuada.

Son principalmente dos, las formas por las que podemos desarrollar este acercamiento a la “naturaleza”, por un lado tenemos la utilización de la permacultura, cultivo de bosques, etc. a través de la okupacion rural y por otro lado la vida nómada en bosques y zonas “salvajes”. Estos tipos de vida son flexibles, pueden contraerse y expandirse, mezclarse o separarse, añadirse o quitarse dependiendo de las situaciones especificas de cada individuo o grupo y de sus condiciones ambientales.

No hay que olvidarse tampoco del espíritu, y es que en el mundo de lo material ha sido relegado al olvido. Entendemos espiritualidad como la parte de nosotros que nos vincula a todo lo demás y las relaciones que establecemos con ello. A través del lazo que establezcamos con la naturaleza, viviendo de ella y ella de nosotros, formando parte de ella y ella de nosotros, planteamos la vuelta de lo espiritual, la vida humana como un todo que forma parte del resto del planeta y se halla en paz consigo mismo.

- Resistir. No podemos detenernos en este proceso de reconexión. Tenemos que seguir planteándonos el enfrentamiento contra los instrumentos de dominación. Si no en el presente inmediato, en un futuro a corto plazo, estos llamaran a “nuestra puerta” y quizá, entonces, sea demasiado tarde , también hay que tener en cuenta la destrucción y explotación por parte del capitalismo de la tierra y sus recursos. Estamos sorbiendo toda la vida de la tierra, no solo nos contentamos con la explotación del hombre, si no que arrasamos con todo lo que una vez nos había dado la felicidad. Esta maquina en la que nos encontramos atrapados no parara de engullir hasta que digamos basta o colapse por su propio peso, cuanto mas tiempo esperemos mas fuerte será caída (y mas dolorosa para nosotros).

Es a partir de este “momentun anticivilizacion” cuando aparece nuestra lucha, no lo podía haber hecho en mejor época y quizá no podría haber nacido en ninguna otra. En esta situación única, cuando se esta produciendo el mayor genocidio por parte del hombre jama conocido, es cuando arrancamos. El peso de revolucionarios de otros siglos esta a nuestras espaldas, esta vez no fallaremos.

Para este enfrentamiento con la nocividad necesitaremos del uso de nuestras mejores armas, nuestra creatividad y nuestra solidaridad. Como hemos mencionado antes urge la creación de un vinculo, por un lado con las comunidades locales en resistencia, precipitando los conflictos que se desarrollen en el ámbito de lo local hasta limites explosivos, reventando en las manos del propio poder. Y por otro lado con el resto de grupos anarquistas y anti-dominación que favorezca el libre intercambio de ideas, experiencias e individuos.

Solo así, creando oasis de resistencia y creatividad en medio del infernal desierto, unidos por un estrecho, pero fuerte hilo, lograremos la consecución de nuestros objetivos.

Hasta ser libres y salvajes!

Notas: Estas son solo unas líneas generales, abiertas a la interpretación, la modificación, el debate o lo que sea. Nada es fijo. También agradecer a ideas nómadas la publicación del dossier “los idealistas son ellos” de la cual extraigo los principales puntos del momentun anticivilización.

Eris

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 08/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.